El presidente del Instituto Nacional de Capacitación Política (INCaP), Luis Juez, se abrió en el programa de Luis Novaresio ayer por la noche, al final de la jornada en la que comenzó el debate por el proyecto de despenalización del aborto. El político vinculado a Cambiemos se refirió al tema desde la difícil experiencia personal que tuvo que enfrentar cuando su hija con parálisis cerebral, que hoy tiene 17 años, estaba por nacer.

“Con este tema del aborto yo pienso como vos”, afirmó en referencia a la postura a favor de la despenalización de Novaresio, “pero tengo una realidad distinta”, comenzó su relato. “Pasamos por la posibilidad de tener un aborto. Cuando llegamos a las 5 de la mañana al sanatorio con mi mujer a las 26 semanas de gestación el médico nos dijo que la criatura que venía era inviable, que era muy difícil. Ella tomó esa decisión de que teníamos que tenerla”.

Si bien cree que la mejor decisión fue haber llevado el embarazo a término, Juez enfatizó: “Yo tuve esa opción, estuvimos en los sanatorios más importantes de la Argentina, de Córdoba, por las dudas que mi mujer tuviera que abortar. Esa posibilidad no la tienen muchas mujeres en este país, las mujeres pobres no la tienen”.

En ese sentido, se mostró conflictuado respecto a su posicionamiento en el debate de la despenalización. “Me pasan esas dos cosas. Quiero contar mi experiencia de vida porque si hubiera optado por el aborto no tendría hoy ese regalo de Dios, y también quiero decir… es complejo”, expresó Juez, sin poder definirse.

También contó cómo fueron los “terribles” cinco meses que la bebé tuvo que pasar en incubadora, y relató que durante mucho tiempo no tuvieron un diagnóstico sólido sobre la nena: “Nos fuimos enterando de sus dificultades en cuotas. Al principio pensábamos que era ciega, después que era sorda, después muda…”, mientras que, en verdad, tenía una hipoxia cerebral “producto de mucho tiempo en la incubadora”.

Embed

LEÉ MÁS: EL GOBIERNO LE CONSIGUIÓ UN NUEVO TRABAJO A LUIS JUEZ