El ministro de Finanzas, Luis Caputo, rompió el silencio en medio del escándalo por la offshore.

Se publicó este fin de semana que la empresa Noctua informó a las autoridades de los Estados Unidos que Caputo fue su "dueño indirecto", su "accionista indirecto" y que tuvo "control" sobre la compañía hasta el 25 de noviembre de 2015, diez días antes de asumir como funcionario, pese a su versión.

En una entrevista con el diario La Nación, Caputo afirmó: No tengo ni tuve ningún conflicto de interés ni nada que ocultar".

"Me he puesto como siempre a disposición de la Justicia y de la Oficina Anticorrupción. Y confío en que se aclarará pronto", agregó Caputo, el ministro más complicado.

En su momento, la investigación internacional denominada "Paradise Papers" difundió que Caputo ocultó al asumir como funcionario que fue accionista de sociedades offshore creadas para administrar cientos de millones de dólares en paraísos fiscales a través de Noctua.

La empresa tiene sedes en Miami y Delaware, Estados Unidos, y administra fondos de inversión con sede en Islas Caimán, según aseguró el diario Perfil.