comScore

Luis Barrionuevo, líder del gremio de los gastronómicos, finalmente confirmó que no asistirá a la marcha del 21 de febrero impulsada por Hugo Moyano: "No voy a la marcha. Se desvirtuó todo". Para el sindicalista, "se fue para otro lado".

En diálogo con el diario La Nación, el gremialista expresó que la movilización impulsada por Hugo Moyano responde a una "pelea personal" ente el representante de Camioneros y el presidente Mauricio Macri.

"Él (Moyano) está haciendo un acto de fuerza políticamente para que vean que tiene presencia. Es una pelea personal que tiene con Macri después de ser socios en la Ciudad durante ocho años", expresó al diario.

Sobre este punto, Barrionuevo manifestó que el reclamo se alejó de una crítica al rumbo económico del Gobierno, al tiempo que criticó la asistencia del kirchnerismo. "Nosotros no tenemos nada que ver con el kirchnerismo. Estuvimos enfrentados 12 años con el kirchnerismo. No nos vamos a meter ahora", concluyó.