Una protesta estudiantil revolucionó los estándares de vestimenta tanto frente al Ministerio de Educación como dentro de la escuela Reconquista, de Villa Urquiza. Los alumnos asistieron a clases con camisetas de fútbol y el ombligo al aire, y en las puertas del Palacio Pizzurno se hizo una “suelta de corpiños” en apoyo a Bianca Schissi, la chica sancionada por ir al colegio sin corpiño.

Los reclamos, al parecer, dieron resultado: las autoridades de la escuela cedieron y pidieron a los chicos y chicas de cada curso que propongan nuevas pautas a incluir en el código de vestimenta que rige en la institución. Según prometieron, aquellos puntos podrían ser considerados para una futura modificación de las reglas.

Aunque desde el colegio no hubo ninguna voz oficial que hable al respecto, Bianca aseguró que entre las posibles revisiones del código se podría asistir a clases en short o con el bretel del corpiño a la vista, al usar prendas como musculosas, según publica Clarín.

"Gabriela González (la rectora) jamás nos contestó. Y el colegio jamás me mandó un mail avisando lo del nuevo código de vestimenta. Muchos compañeros lo sabían porque lo dijeron ayer a la mañana mientras yo estaba haciendo las notas en la puerta del colegio", contó la chica de 18 años a ese medio.

Ayer, padres y docentes debatieron las propuestas de los estudiantes, pero las nuevas pautas no serán aplicadas hasta que no sea validado por inspectores del Ministerio de Educación porteño.

El código vigente en esa escuela hoy permite usar "pantalón largo y, en época estival, bermudas lisas no playeras", al "largo de la rodilla o pantalón tipo capri", "buzo o remera básica de manga corta, hasta la altura de la cadera y sin transparencias", y no está permitido el uso de musculosas, escotes y ojotas. Sin embargo, en ningún punto menciona los corpiños.

LEÉ MÁS: PLAGER ESTALLÓ EN FURIA EN VIVO CONTRA LA CHICA QUE FUE AL COLEGIO SIN CORPIÑO

En esta nota