A un año de la muerte de la periodista Débora Pérez Volpin, la Legislatura porteña decidió homenajearla con una placa que fue colocada en la Sala de Periodistas. Entre los asistentes estuvieron familiares, amigos, y su ex compañero político, el diputado Martín Lousteau, quien se emocionó hasta las lágrimas al recordarla.

"Hace un año que falta Débora, que falta su integridad, su convicción, su inteligencia, su sensibilidad, su buen humor, sobre todo su amor", comenzó el discurso del legislador.

Y continuó: "Hace un año que Débora le falta a Agustín, Luna, a Martita, a Quique, a Marcelo, a sus hermanos, a sus amigos, a su colegas. Hace un año que falta de esta legislatura".

Embed

"En el último año extrañamos mucho su voz. Hubo muchos debates públicos donde ella debería haber estado. El homenaje de hoy, ponerla en esta sala y en esta legislatura no es más que homenajear su memoria", manifestó en otro momento.

En otra parte del discurso, Lousteau habló de la inspiración que debe despertar la figura de su ex compañera: "La placa nos va a servir para dos cosas: para los que hacemos política no olvidarnos de por qué lo hacemos. La decisión de Débora era volver a una pasión que tenía dormida para transformar la realidad, que eso nos inspire a todos constantemente".

Y concluyó: "La placa sirve para todos aquellos especulan con que las cosas se olviden. Ninguno de nosotros va a hacerlo. Justicia por Débora".