Cinco de los ocho integrantes del directorio del Conicet denunciaron que la institución atraviesa una "terrible crisis presupuestaria y salarial" mediante una carta pública en la que expresaron su "tristeza e impotencia" por la situación.

De acuerdo con lo denunciado por los directivos "En estos tres años el Conicet ha sufrido un profundo y sostenido deterioro de los salarios de sus trabajadoras y trabajadores y de los estipendios de sus becarias y becarios", muchos de los cuales "viven con remuneraciones que se sitúan por debajo de la línea de pobreza”.

De acuerdo con lo publicado por el diario Página 12, entre 2016 y 2018, los salarios de los investigadores del organismo estatal subieron un 87,5%, si se toma en referencia las remuneraciones más bajas, en comparación con un aumento del costo de vida que ronda el 150%, según los datos del Indec.

El documento lleva la firma de Dora Barrancos, Francisco Tamarit, Miguel Laborde, Roberto Rivarola y Tulio Del Bono y expresa el difícil presente que vive la ciencia en el país de Mauricio Macri.

En ese sentido, denuncia que la mayoría de las unidades ejecutoras del organismo terminaron el año un 40 por ciento del presupuesto prometido.

“El presupuesto 2019 deja al organismo al borde de la imposibilidad de financiar cualquiera de sus muchos instrumentos de promoción y esto a su vez afectará seriamente la capacidad de trabajo de toda la red institucional del CONICET y de las instituciones asociadas”, resaltaron

Asimismo revelaron que el cálculo para 2019 establece “una seria disminución, incluso nominal, de los fondos para funcionamiento, inversión y financiación de proyectos”.

El miedo de los directivos llega incluso a “no poder atender otros compromisos asumidos”. “De no mediar una ampliación presupuestaria, es de esperar que continúe mermando la capacidad de investigación científica y tecnológica, la razón del ser del Conicet”, enfatizaron.

En esa línea destacaron que: “Argentina tiene una enorme capacidad de producción de conocimiento, creada con el esfuerzo de muchas generaciones, que le ha permitido alcanzar destacados logros, científicos y tecnológicos"

"Poner en riesgo esa capacidad de transformación sería echar por tierra los sueños de poder superar las grandes falencias estructurales que nos aquejan desde hace siglos”, sentenciaron.

En esta nota