El mediocampista del Paris Sanit Germain y la Selección Argentina, Ángel Di María, se mostró muy afectado por las críticas y burlas en el combinado nacional y aseguró que necesitó un psicólogo para afrontar su problema.

Las magras actuaciones del futbolista y sus lesiones en momentos clave con la camiseta de la Selección le valieron muchos cuestionamientos que, al parecer, se convirtieron en un obstáculo para su carrera.

"Las críticas y los memes que salen, aunque parezca que no, te duelen, te lastima muchísimo y te hace pensar muchísimo. Una de las cosas por las que por las que a veces uno piensa o pensó en dejar, es por eso", reconoció el 'Fideo' en TyC Sports.

Embed

Y confesó: "A mí me ayudó mucho el psicólogo. Poder hablar, descargarme. Me ayudó muchísimo y me dio a entender muchas cosas".

El ex Rosario Central se mostró conforme con su tratamiento. "Queda feo decirlo, pero muchas de las cosas que aprendí y me di cuenta es que para la gente que está atrás de una computadora o un teléfono es fácil poder hablar, criticar, decir. Esas cosas me ayudaron mucho y por eso ahora mi cabeza está bien. Me siento bien", apuntó.

El rosarino detalló que comenzó con la ayuda psicológica cuando "las cosas no estaban saliendo" en el tramo final de las Eliminatorias. "Ahí empezó todo un cambio que gracias a Dios me vino muy bien. Nunca aguantaba tantos partidos seguidos", señaló.

Al tiempo que también afirmó que las burlas y memes también afectaron a su entorno familiar. "Trato de estar con la cabeza en eso y darme cuenta que los que están atrás de un celular o una computadora lo único que hacen es eso, y reírse de esas cosas que no tienen sentido", dijo sobre su nueva forma de ver el conflicto.

"La familia tampoco me permitía abandonar, no me permitía que deje de soñar vistiendo la camiseta de la Seleccion. Ya lo dije en la Copa América cuando se murió mi abuela, que el orgullo de ella era que yo esté con la selección argentina. Era imposible que deje por eso", reconoció.