El periodista de La Nación, Javier Navia, compartió lamentables mensajes en su cuenta de Twitter, en donde desinformó sobre la muerte de Rodolfo Orellana, militante de la CTEP que murió tras recibir un disparo por la espalda.

"Así mienten. Ni tiros ni balazos ni represión. El informe médico determinó que murió de un puntazo. Fue a manos de otro militante", escribió en sus redes, adjuntando mensajes de periodistas que hablaban de la responsabilidad de las fuerzas de seguridad en el caso.

Además, el periodista se encargó de defender al Gobierno: "Lo notable es la desesperación por intentar ensuciar a Vidal. Saben que sin desgastarla no vencen a Macri".

Sin embargo, el propio procurador general de la Provincia, Julio Conte Grand, informó que Orellama falleció de un tiro que ingresó por el omóplato. El ministro de Seguridad de la Provincia, Cristian Ritondo, reconoció que hay dos hipótesis del caso: que el militante haya sido asesinado por una lucha interna (lo que intentó instalarse con la versión falsa del puntazo) o que haya sido por el accionar policial. En este último caso, prometió que los oficiales serán sancionados.

Y concluyó: "No fue puntazo, fue balazo. La operación sigue siendo la misma, atribuirle una muerte a Vidal y seguir mintiendo, como con la docente de Moreno tajeada".

TUIT JAVIER NAVIA.jpg
Embed
Embed

En esta nota