Tras el plenario de Secretarios Generales de la C.A.T.T (Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte) en el Teatro Empire del Sindicato de la Fraternidad, los sindicalistas descartaron la posibilidad de implementar un paro para la semana que viene.

En la reunión se acordó elaborar un documento con el descontento hacia el Gobierno Nacional, y se contemplaron dos medidas. Por un lado, estado de alerta y sesión permanente y la realización asambleas en los lugares de trabajo el día 27 de noviembre, en la franja horaria de 4 a 7 de la mañana en todos los medios de transporte.

LEER MÁS: Macri mandó a apretar al juez de la causa Moyano para que lo meta preso

"Nuestros hogares sufren la crisis provocada por las políticas neoliberales implementadas por el poder ejecutivo", reza el documento. Y continuó: "A las medidas de ajuste se suma una devaluación salvaje, un feroz tarifazo, un incremento de las tazas financieras que destruye el aparato productivo y un intento indisimulado de congelar la economía en todos sus ámbitos".

Embed

Cada día vivimos en carne propia la “Uberización” de los servicios y del transporte en general, además de la irrupción de las denominadas “empresas tecnológicas”, que atentan contra las bases de nuestras organizaciones", denuncian en otro fragmento.

En relación a las exigencias, el documento determina: un plan de políticas integrales de estado que conformen la base de Ley Federal del Transporte; un aumento de emergencia para los jubilados y pensionados; la promoción y respeto de paritarias libres y la modificación de las escalas y de todos los conceptos que conforman el gravamen del impuesto a las ganancias.

En esta nota