Si bien para muchas personas es una costumbre tomar una taza de café todas las mañanas con el desayuno, hay algunos casos en los que esto no puede resultar tan beneficioso como es de esperar.

De acuerdo a estudios científicos, todo depende del perfil genético del organismo de cada persona y de qué versión del gen CYP12A tengan. En la mayoría de los casos, el consumo de café es positivo ya que es energizante, y tomar entre dos y tres tazas puede reducir el riesgo de afecciones cardíacas.

Embed

Sin embargo, para el 8 por ciento de la población, que tiene una versión del gen diferente, tomar bebidas con cafeína puede generar cansancio -al contrario del golpe de energía que se espera- e incluso puede incrementar las chances de tener un infarto.

LEÉ MÁS: SALUD: CÓMO TENER UNA ALIMENTACIÓN SANA SIN VERDURAS

En esta nota