El bloque de diputados nacionales del Frente para la Victoria se solidarizó con el ex presidente y candidato brasileño Luiz Inácio Lula Da Silva, quien luego de un fallo del máximo tribunal de Justicia de ese país quedó al borde de la prisión. Denunció un "golpe judicial" en el marco de un "plan de la derecha" para que "no haya más líderes populares que gobiernen para los trabajadores".

"Enviamos un enorme abrazo al compañero y amigo de la Patria Grande Lula da Silva como así también a todo el pueblo de Brasil que hoy está atravesando un golpe judicial sin precedentes", manifestó la bancada liderada por Agustín Rossi en un comunicado, a propósito del rechazo del hábeas corpus presentado por el líder del PT. Destacó a su vez que la situación que afecta a Lula Da Silva, "se produce en un contexto más general de ofensiva contra las fuerzas progresistas en Latinoamérica" a través de "la Justicia y los medios de comunicación".

"El plan de los poderes concentrados es unívoco para toda la región latinoamericana: impedir el retorno de esos procesos populares como sea. La justicia y los medios de comunicación trabajan mancomunadamente para lograr instalar sin inconvenientes el modelo neoliberal en la región. Modelo que regala la soberanía de los países y empobrece a los trabajadores", analizó.

Por último, el kirchnerismo de la Cámara baja solicitó al presidente, Mauricio Macri, que "adopte medidas en relación con la delicada situación político-institucional y el déficit democrático existente en Brasil".

En esta nota