La cofundadora de Cambiemos, Elisa Carrió, recurre a su fe cristina para cada situación crítica del país. En una jornada de corrida cambiaria y de rumores de cambios en el Gabinete, la diputada nacional se despachó en su cuenta de Twitter con una seguidilla de mensajes “místicos”.

En la red social del pajarito, la legisladora arrancó: “Serenidad y tranquilidad, los ladrones juegan sus dólares para tumbar la República. No podrán con nosotros. No va a haber helicóptero. Los conozco. ¡Cuidado! van a especular hasta el final”.

Embed

Para continuar con un prefacio de la Biblia: “La argentina corporativa vieja y caduca que nos robó por casi 100 años, se está cayendo y como dice el Señor: nadie pone el vino nuevo en vasijas viejas”.

Y finalizó con un mensaje de “esperanza” a sus seguidores y parafraseando a su colega Gabriela Michetti: “No se olviden que al final del túnel hay luz”.

Embed

En esta nota