Los aeronáuticos pararán el viernes contra el vaciamiento aéreo que realiza el Gobierno. Ante la falta de respuestas del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, todos los sindicatos realizarán una huelga en defensa del trabajo y la seguridad de los pasajeros.

Desde los Gremios Aeronáuticos Unidos (APA/APTA/UPSA/UALA/APLA/ATCPEA/ATEPSA) elevaron formalmente y en múltiples oportunidades distintos requerimientos y observaciones “en pos de corregir y/o revertir todo aquello que pudiera interferir en desmedro de los intereses de los trabajadores aeronáuticos”.

“Lamentablemente desde el Ministerio de Transporte de la Nación han hecho oídos sordos a los reclamos elevados, y por el contrario, han decidido dar por tierra con todos los compromisos asumidos en su oportunidad”, explicaron en un comunicado conjunto. Con esto se refieren a la banda tarifaria, el achicamiento de la aerolínea de bandera (“falta de un plan de empresa pública”), ingreso de empresas bajo convenios colectivos de la actividad, exigir a las empresas extranjeras que realicen las inversiones en las filiales nacionales, respetar la reciprocidad en los acuerdos bilaterales, modificación de la normativa aeronáutica y degradación de la seguridad operacional y liberalización de los servicios.

“Ante los graves incumplimientos y políticas aplicadas que tornan un futuro incierto para el sector aéreo degradando la seguridad operativa, poniendo en riesgo a los usuarios y los trabajadores, como así también comprometiendo la fuente laboral y las condiciones básicas de los aeronáuticos, los Gremios Aeronáuticos Unidos damos inicio a un plan de lucha en pos de la regularización de esta situación”, esgrimieron. Por esto decidieron el cese de actividades para el viernes 13 de julio durante todo el día.

LEER MÁS: Peajes: cláusulas leoninas y U$S 746 millones para los ex socios de Macri