El presidente de la Corte Suprema Ricardo Lorenzetti autorizó al juez Claudio Bonadio para que su personal haga 200 horas extra mensuales para investigar la causa de los Cuadernos del chofer.

Esta decisión llegó tras un pedido de Bonadio, que argumentó “excepcionales motivos” para pedir horas extra para los miembros de su juzgado. El motivo de la solicitud de Bonadio es la causa 9608/18, caratulada “Fernández, Cristina s/asociación ilícita”. La respuesta de Lorenzetti llegó hace 2 días, por la resolución 2530 de la Corte Suprema. La firmó solo.

Lorenzetti y Bonadío se reunieron el pasado 15 de agosto. Según hicieron trascender, el supremo Lorenzetti le brindó un fuerte apoyo al juez federal que concentra las causas contra CFK. El titular de la Corte está obsesionado con importar la experiencia judicial del Lava Jato, que demolió el sistema político brasilero y puso al Poder Judicial como censor de candidaturas. En 2017, Lorenzetti invitó al juez Sergio Moro, que comanda la inquisición judicial contra Lula Da Silva. Durante el encuentro, se sacaron una foto junto a Bonadio, que tiene con CFK una analogía de lo que hace Moro con Lula.

Autorizar -por los motivos de excepción invocados- a la Dirección General de Administración Financiera a liquidar, a partir del día 2 de agosto y hasta el 31 de diciembre del corriente año, la cantidad de 200 (doscientas) horas extras mensuales que realizarán los agentes (…) del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N 11”, dice el documento firmado por Lorenzetti.