El juez federal Julián Ercolini envió a juicio oral y público a los empresarios Cristóbal López y Fabián De Sousa, así como al ex titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, por el no pago de 8.000 millones de pesos en impuestos al Estado nacional por la firma Oil Combustibles.

La operatoria denunciada consistía en no exigirle a la empresa Oil Combustibles el pago del ICL (que la petrolera cobraba a los consumidores cada vez que cargaban combustible), permitiendo que se acumulara una deuda millonaria.

A través de esta maniobra, le concedía facilidades de pago tanto generales como particulares, lo que generó una deuda de 8.926 millones de pesos. Con esas sumas, los empresarios financiaban las otras sociedades comerciales que integran el grupo Indalo.

El juez Ercolini dio por cerrada la investigación y remitió el expediente a un tribunal oral para juzgar a los tres implicados, de los cuales los empresarios están con prisión preventiva.