Isolux figura como financista de la campaña presidencial que llevó a Mauricio Macri al sillón de Rivadavia, según los propios registros de la Cámara Nacional Electoral. La información fue revelada en exclusiva por el programa El Destape.

Se trata de la firma de Juan de Goicoechea, el ahora empresario arrepentido en la causa de los presuntos cuadernos del chofer. Registró una generosa contribución de $150.000, en efectivo, el 12 de marzo de 2015.

Embed

Por esa campaña, la Justicia se encuentra investigando por lavado de activos, robo de identidad y falsificación de documentos públicos a los referentes de Cambiemos. Ahora, el titular de la empresa Isolux figura como "imputado colaborador" o "arrepentido" en la causa que se destapó por los cuadernos de Oscar Centeno, el ex chofer de Roberto Baratta.

Isolux es una empresa vinculada al grupo Macri en otra causa judicial, a partir de la venta en 2016 de dos parques eólicos a una firma del holding presidencial. La firma española fue la adjudicataria inicial de la licitación, pero al poco tiempo vendió los proyectos a una firma de SOCMA, lo que le reportó a los Macri una ganancia de por lo menos 15 millones de dólares.