El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunció un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional por un préstamo de 50.000 millones de dólares, pero en medio de su discurso se le escapó un terrible fallido.

"El FMI nos puede ayudar, pero que resolvamos nuestros problemas depende de nosotros. Nosotros ya veníamos trabajando en un problema", aseguró el ministro antes de corregirse.

Embed