El próximo martes, la campaña "Un millón de firmas contra la Reforma Previsional" presentará ante el Congreso nacional el reclamo contra la ley macrista que afecta a jubilados y beneficiarios de asignaciones sociales.

La campaña se desarrolló en todo el país desde enero con más de 3500 mesas y superó el objetivo del millón de argentinos que exigen la derogación de la ley.

La Reforma Previsional perjudicó a lxs jubilados, pero también a familias que reciben la Asignación Universal por Hijo, a pensionados por discapacidad y a ex combatientes de Malvinas. El cambio de fórmula que estableció la medida provoca una reducción del 11,2% en los haberes con respecto al monto determinado por la fórmula que se utilizaba antes.

De acuerdo a esta nueva fórmula, al finalizar el año recibirán un aumento del 18,4% cuando con la anterior deberían cobrar un 29% más.