Después de que se confirmara el pedido de detención de Pablo Moyano por asociación ilícita con miembros de la barra brava del club Independiente, el abogado de la familia de los camioneros, Daniel Llermanos, aseguró que hubo presiones políticas sobre la Justicia de Lomas de Zamora, sobre la que recayó la causa.

El abogado aseguró que no hay ningún argumento para avanzar con el pedido de detención, "ni siquiera hay un cuaderno, ni siquiera hay una fotocopia, no hay nada". Sí reconoció que hay "una conversación telefónica donde un hincha de Independiente, que es afiliado del gremio, le dice a Pablo Moyano: "¿Qué hacemos con los chicos?", y esa es la prueba que acreditaría la supuesta conexión con la barra". Sin embargo, aclaró que el hincha en cuestión no pertenece a la barra brava del club de Avellaneda.

Llermanos aseguró que hay presiones políticas sobre la Justicia de Lomas de Zamora, lo que motivó que el letrado "presentara una denuncia por presión hacia los magistrados, en este caso contra el Procurador General de la Suprema Corte de Justicia bonaerense", con "numerosas y copiosas pruebas que acreditan que existe una voluntad política decidida a concretar" la detención del dirigente de Camioneros.

LEER MÁS: Embestida contra los Moyano: procesaron a dirigentes de Camioneros

El letrado de la familia Moyano aseguró, "como ex juez de Lomas de Zamora" que no cree que las presiones políticas "puedan doblegar la voluntad de los jueces". Sin embargo, aclaró que los magistrados "las han rechazado de manera verbal y, seguramente, habrá una presentación formal".

Si bien aseguró, en diálogo con C5N, que no puede "predecir el fallo de un juez, conociendo el expediente y la honestidad de estos funcionarios judiciales, no dudo que van a rechazar y repudiar en su fuero íntimo todo tipo de manejos".

En esta nota