El juez federal Ariel Lijo comenzó formalmente con la investigación de la causa por el financiamiento a la campaña presidencial de Mauricio Macri en 2015. Según reveló El Destape, en una investigación de Juan Amorín, hubo aportes en efectivo que no se habían rendido o lo habían hecho con un monto menor al real.

El magistrado le solicitó a María Servini, jueza electoral de la Capital, que le envíe el informe del financiamiento de la campaña presidencial de 2015 en el que se presentará un listado de los responsables de la campaña y de quienes se encargaron de la rendición de cuentas en nombre de Cambiemos, según informó Infobae.

En su investigación, el periodista Juan Amorín descubrió "referencias a pagos en efectivo a proveedores de la campaña presidencial relativa al año 2015 relacionados con distintos actos de Mauricio Macri en diferentes puntos del país". Al compararlos con los informes de campaña presentados ante la Justicia, "la mayoría de los gastos a los que se hacía referencia no estaban rendidos o lo estaban por un importe menor", explicó.

LEER MÁS: #PeñaLeaks: la Justicia investiga la campaña de Cambiemos

Además, el informe reveló la existencia de correos electrónicos entre el Ente de Turismo de la Ciudad con el proveedor identificado como "CAP publicidad SRL". En esos mensajes se acordaron los presupuestos para comprar globos, sombrillas, lapiceras y banderas con el eslogan de Cambiemos y la leyenda "Macri 2015".

Según los presupuestos, las cifras ascendían a $5.000.000 pero la cuenta ante la Justicia electoral sólo fue de poco más de $600.000.

Por tal motivo, Lijo pidió a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y a la Inspección General de Justicia (IGJ) los datos sobre las empresas involucradas en el caso, entre las que están "CHK Servicios Audiovisuales SRL", "CAP Publicidad SRL" y "Televaz".