El viernes 9 de octubre de 2009, tras veinte horas de sesión, la Cámara de Senadores convirtió en el ley el proyecto de la Ley de Medios con 44 votos a favor y 24 en contra pero, desde que el PRO llegó al gobierno, la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual cambió brutalmente.

Es que el 31 de diciembre de 2015 el Gobierno de Mauricio Macri publicó un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 267/2015 dando de baja la ley y creando el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), organismo que reemplazó a las Autoridad Federal de Comunicación Audiovisual (Afsca) y de Telecomunicaciones (Aftic).

Los cambios no tardaron en llegar. Dicho organismo, según consigna El Cronista, anunció que el directorio decidió archivar todos los planes de adecuación que los grupos de medios habían presentado.

En otras palabras, ahora ya no hay necesidad de que el Grupo Clarín que se divida en seis partes, ni que Telefe-Telefónica se desprenda de alguna señal en el interior del país ni tenga que justificar si es una empresa de servicios públicos.

"La decisión fue tomada en el marco de la reunión de directorio que se realizó ayer –por el lunes– en la Enacom y significa que se archivaron todas las adecuaciones que se habían presentados, las aprobadas y las que estaban en trámite" explicó Heber Martínez, director de la nueva oficina estatal quien agregó: "Ahora no corren las multas ni la necesidad de desprenderse de nada. El que quiera vender lo podrá hacer porque lo cree necesario y no porque tiene la obligación de hacerlo".

Silvana Giudici, la directora de Enacom, dialogó esta mañana con Pablo Duggan en Duggan Bien Temprano por AM 950 Belgrano sobre las modificaciones a la ley de medios y explicó que "sigue vigente pero la normativa no se utilizará para perseguir su línea editorial."

"Se están revisando muchas situaciones irregulares que estaban en la Afsca, como las licencias. Se cierra una etapa y empieza otra, donde se trabajará para trasparentar los organismos de medios de comunicación", concluyó.