El ministro de Defensa Oscar Aguad se reunió junto a familiares de tripulantes del submarino desaparecido ARA San Juan, a quienes les prometió cumplir con todo lo que pidieran y hasta se mostró fastidioso porque tenía "otras cosas que hacer".

"Vine a decirles a todo que sí", fue la frase con la que, según fuentes que participaron del encuentro, Aguad abrió la charla con los familiares de los submarinistas, quienes ya habían elaborado un documento con preguntas y pedidos a hacerle al Gobierno.

Tras ello, se confeccionó un listado donde se detallan todos los compromisos asumidos por el ministro y entre los que se destacan: un decreto en el que conste que no se abandonará la búsqueda más allá del gobierno de turno, el rediseño de las fuerzas armadas para ser reequipadas, becas para los hijos de los submarinistas y ofrecer una recompensa a buques privados que puedan colaborar en los rastrillajes.

Previo al viaje de Aguad a Mar del Plata, en la que fue la segunda vez que se encontró con las familias, los dos puntos principales eran que continúe la búsqueda y que se dispongan más buques para los operativos. "Nos dijo que sí a todos los pedidos que le hicimos", le confirmaba a Infobae el mismo jueves apenas finalizada la reunión María Itatí Leguizamón, esposa del sonarista del San Juan, Germán Suárez, que agregaba: "Dijo que iba a hacer todo lo necesario".

En esta nota