La familia Triaca llegó a un preacuerdo extrajudicial con Sandra Heredia, la ex empleada de la quinta de Boulogne que difundió el audio en el que el ministro la echa a los insultos por Whatsapp. Una vez conocido esto, desde la cartera nacional buscaron instalar que esto demostraba la inocencia de Jorge Triaca de cualquier acusación, pero los datos dicen otra cosa.

A través de un comunicado con el que difundieron el acuerdo a la prensa, Trabajo informó que "la señora Sandra Heredia llegó a un acuerdo indemnizatorio con el Señor Carlos Triaca. Reconoció que la relación laboral era Formal y que él era su EMPLEADOR (sic)". "Este documento confirma que el ministro de trabajo no mantenía relación laboral con la señora Heredia", agregan.

Para esto último, se sostienen en el punto tercero del acta, en donde Sandra Heredia dice expresamente que ya no tendrá "que reclamar a su legítimo empleador Carlos Triaca", el hermano del ministro.

Sin embargo, el mismo acuerdo lo desmiente. Tal como explicó a El Destape el abogado de Heredia, Walter Lasagno, en un acuerdo extrajudicial "no se reconocen hechos ni derechos". "Tuvimos una pretensión, ellos han aceptado. Una parte acepta pagar tanto y la otra desiste el reclamo", explicó.

Efectivamente en el punto uno del mismo se dejan en claro cuáles son las posturas de cada parte: Heredia afirma haber trabajado en negro desde 2012 por un suelo de $19.500, en tanto que Carlos Triaca retruca que el sueldo era la mitad y la relación laboral comenzó en octubre de 2015. "Sin reconocer hechos ni derechos y al solo efecto conciliatorio", recalca el documento para luego estipular la cifra convenida.

Es decir: el acuerdo no implica reconocer que Heredia haya trabajado en negro o en blanco, o que lo haya hecho desde 2012 o desde 2015. Las dos partes simplemente acuerdan pagar una indemnización y desistir de reclamos judiciales, eso es todo. Sin precisar en las cifras, Lasagno afirmó a este portal que el monto acordado se acerca bastante a lo que reclamaban en un principio. Carlos Triaca era el empleador formal de Heredia ante el Estado, aunque el propio ministro reconoció que la ex empleada se desempeñaba en la quinta familiar.

La versión oficial fue reproducida por el periodista Eduardo Feinmann, que salió a decir (falsamente) que de esta forma se desligaba por completo a Jorge Triaca de la relación laboral.

Embed