Las Madres de Plaza de Mayo conmemoraron con diferentes actividades el aniversario número 41 de su primera ronda a la Pirámide de Mayo, en plena dictadura militar.

La presidenta de la Asociación, Hebe de Bonafini, ofreció una "lentejada con chocolate" en su sede de Hipólito Yrigoyen 1584, donde por la tarde se inauguró el "Centro de la Memoria, el Amor y la Resistencia" y una muestra fotográfica, mientras que también se abrió la sede -los reconocimientos, los archivos, los presentes y los espacios de reunión- al público en general.

"El pañuelo es provocador, interpela. Y hoy festejamos porque desde que salimos a la calle nos dijeron que no, que la plaza no, que estábamos locas, que era peligroso, que no podíamos insultar al presidente Macri, que había que esperar... Pero las Madres no tenemos paciencia y este es un gobierno de re mil putas desde el primer día y con él no vamos a negociar. ¡Podemos hacer todo lo que hacemos sin pedirle nada! ¡Nos quieren sacar todo pero no van a poder!", sostuvo Bonafini en un mensaje desde la asociación.

En tanto, en la Cooperativa Hotel Bauen se desarrolló un "almuerzo solidario" organizado por la Linea Fundadora de Madres, que incluyó distintas presentaciones musicales, como la orquesta de tango La Chicana, el cadete Pedro Rosemblat, Vicky G y la murga La Redoblona.

El 30 de abril de 1977 un grupo de mujeres se reunió en la Plaza de Mayo tras la desaparición de sus hijos a pesar de que regía el Estado de Sitio: fueron obligadas por la Policía a "circular", aunque ellas se tomaron de los brazos y comenzaron a marchar alrededor de la Pirámide de Mayo, dando inicio a las tradicionales "rondas de los jueves".

En esta nota