El ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, lanzó insólitas declaraciones en medio de los incendios.

El funcionario apareció tras días dramáticos La Pampa, la Patagonia y Provincia de Buenos Aires. Y definió a los incendios que azotan hace más de una semana a las provincias de Río Negro, La Pampa y parte de Buenos Aires como "una especie de profecía apocalíptica".

Embed

Bergman le dijo a Radio Rivadavia, textual: "Lo que parece una especie de profecía apocalíptica, los argentinos y el mundo empezamos a ver que acá tenemos incendios, en Santa Fe tenemos inundaciones, y esto se llama adaptación, que es cómo nos vamos a organizar para minimizar riesgos ante lo que le hicimos al planeta y que nos devuelve multiplicado con estas catástrofes".

Bergman afirmó que los incendios "afectan más de un millón de hectáreas" y anunció que en las próximas horas recorrerá las zonas afectadas para "coordinar los trabajos" y "minimizar los riesgos". Además, destacó la labor de los brigadistas y bomberos que trabajan en la zona y aseguró que su presencia en el lugar será de "apoyo logístico y supervisión". Asimismo, el ministro aseguró que de acuerdo al peritaje en la zona la causa de los incendios "fue una tormenta eléctrica".

Y, sobre el presupuesto que maneja su cartera se refirió a su polémica declaración hace unos meses donde pidió rezar para que no haya incendios. Hoy dijo: "Los problemas no se resolvieron rezando sino trabajando", en diálogo con La Once Diez.

Embed