Un intenso temporal de lluvia, con momentos de granizo, se abatió desde este mediodía sobre la ciudad de Buenos Aires y buena parte del conurbano, provocando anegamientos en las calles y trastornos en el tránsito.

Como consecuencia de la lluvia, la línea Roca de trenes, que une la Capital Federal con la zona sur, salió de servicio, mientras que se observaban importantes acumulaciones de agua en arterias y túneles de sectores del conurbano como Temperley y Florencio Varela.

Además, varias líneas de subterráneo tuvieron que cesar su funcionamiento al inundarse estaciones y túneles, con el consiguiente peligro por las instalaciones eléctricas. El SMN dijo que lluvias y tormentas se intensificarán y se extenderán "al resto del área de cobertura entre la tarde y la noche de este jueves".

El Servicio Meteorológico Nacional emitió un alerta por precipitaciones intensas en el área metropolitana y centro del país y advirtió al mediodía que "hacia la tarde y noche de este jueves empeorará el clima".

A raíz del alerta, el Gobierno porteño aconsejó tomar precauciones, como no circular por calles anegadas, no manipular artefactos eléctricos que hayan estado en contacto con el agua, no arrojar botellas o elementos que puedan obstruir los sumideros, ni depositar residuos en la vía pública, no tocar columnas del alumbrado, cajas de luz, o cualquier tipo de cables que hubiere en la vía pública.

Inundaciones 1
Inundaciones 2
Inundaciones 3
Embed
Embed
Embed
Embed

En esta nota