El precio del kilo de pan, uno de los alimentos más consumidos por las familias argentinas, aumentó este jueves un 21% en la provincia de Buenos Aires como consecuencia de la suba del harina y el ajuste de tarifas.

“El kilo pasó de un valor de banda de precios de entre 65 y 70 pesos promedio a un precio de entre 80 y 85 pesos promedio”, indicó el vicepresidente de la Industria Panaderil bonaerense, Emilio Majori y explicó que el valor de la bolsa de harina de 50 kilos pasó de 230 pesos en febrero a 600 pesos la semana pasada y a 980 pesos esta semana, por lo que en todo el trayecto experimentó una suba del 326%.

"El jueves se paró la comercialización de harina porque los molinos estaban en la misma incertidumbre que estamos todos los comerciantes e industriales del país", sostuvo Majori en declaraciones a radio La Red.

Embed

Asimismo, advirtió que los comerciantes y productores de alimentos sienten que hay "problemas de estabilidad" porque no saben cuánto deben cobrar sus productos para asegurarse que luego podrán poder comprar insumos para seguir la rueda.

Y precisó que los molinos están vendiendo la bolsa de harina de 50 kilos a 850 pesos más impuestos, lo que hace un valor total de 980 pesos. En paralelo, el Gobierno y las empresas energéticas están definiendo subas para las tarifas de gas, con opciones que van del 30% al 140%.

"Nosotros aconsejábamos que el precio del pan sea de 70 pesos (en las panaderías de la provincia), pero anoche hicimos los números y advertimos que para no descapitalizarnos, tenemos que vender a 85 pesos el kilo: ese es el precio hoy", sostuvo el dirigente. .

Por otra parte, señaló que el precio promedio de la docena de facturas se fue de 130 a 160 pesos en el Conurbano bonaerense este jueves.