El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, rechazó un nuevo intento del imputado fiscal Carlos Stornelli de apartarlo de la causa que investiga una red de espionaje ilegal que involucra al funcionario de Comodoro Py. Éste buscó correr al magistrado por haber expuesto detalles – que ya eran públicos – del caso ante la Comisión de Libertad de Expresión de la cámara de Diputados, lo que fue denegado porque la misma no se encontraba bajo secreto de sumario.

Embed

Pese a declararlo en rebeldía y “suspender el diálogo procesal” con Stornelli hasta que se ajuste a derecho y se presente a la declaración indagatoria a la que fue citado cuatro veces, Ramos Padilla respondió el pedido de recusación y lo rechazó porque el planteo de la defensa del fiscal “no incluye en su nueva presentación indicios concretos de los que pudiera deducirse un temor legítimo de parcialidad, ni alega ninguna causal concreta de recusación”.

Según el planteo de la defensa del funcionario de Comodoro Py, a cargo de Roberto Ribas, la presencia del juez de Dolores en el Congreso “ha violado los deberes de imparcialidad y sobre todo la necesaria reserva que debe existir sobre causas que tramitan en forma larvada”. Ante este planteo, el juez de Dolores subrayó que hay normativas nacionales e internacionales que le “imponen el deber de garantizar a la ciudadanía el acceso a la información de interés público”. Además, varios de sus detalles ya eran de público conocimiento y su presentación “contribuyó a precisar la información que ya estaba circulando en los medios masivos de comunicación”.

LEER MÁS: Alejo Ramos Padilla declaró en rebeldía a Carlos Stornelli

En un escrito de 21 páginas, Ramos Padilla le explicó al imputado fiscal que cuando fue al Congreso, “la causa bajo análisis no se encontraba bajo secreto de sumario”, ya que éste quedó sin efecto por “un intempestivo pedido de inhibitoria formulado por el juez Julián Ercolini, quien, sin haber certificado el objeto procesal de esta causa, colocó entonces sí en riesgo la investigación”.

Por estos motivos, y porque “la pretensión de apartar a un juez de una investigación es una medida procesal extrema”, Ramos Padilla rechazó el nuevo pedido de recusación formulado por el rebelde Stornelli ya que, además, “puede apreciarse que la defensa del imputado” fiscal hizo “reedición de un planteo que ya fue resuelto y rechazado” el 22 de marzo.