El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, le concendió a su par porteño Claudio Bonadio el acceso a la investigación por supuesto espionaje ilegal y extorsión que lleva adelante y en la cual está imputado el fiscal Carlos Stornelli.

El juez de Dolores también citó como testigo en la causa para el próximo jueves al abogado Gabriel Bouzat, ex socio en un estudio jurídico del actual presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Carlos Rosenkrantz.

Embed

Bouzat fue citado como consecuencia de que en la documentación secuestrada al polémico Marcelo D´Alessio, había informes de Bouzat y de registros migratorios, entre otras cosas.

Bonadio está a cago de la denuncia quel fiscal Carlos Stornelli hizo contra el abogado D´Alessio y el empresario Pedro Echebetz, quien grabó los audios en los que el falso abogado pide coímas en nombre del fiscal.

En concreto, Stornelli: Acusa a D'Alessi de utilizar su nombre para llevar adelante aprietes a cambio del no armado de causas y denuncia una suerte de conspiración en su contra para perjudicarlo en la causa de las fotocopias de los cuadernos.

En las últimas horas, surgieron trascendidos periodísticos que indicaban que Bonadio pidió por oficio al Congreso Nacional para acceder a la versión taquigráfica de la exposición del juez de Dolores ante la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia. En esa comisión se presentó días atrás Ramos Padilla por pedido de los legisladores para brindar detalles del caso, reunión cuyo contenido se encuentra reservado.

"Atento su interés en conocer lo que expuse en la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia del Congreso Nacional, en orden a una causa que está bajo mi dirección y que no está bajo secreto de sumario, pongo a su disposición las actuaciones de referencia para que pueda consultarlas, si así lo estima necesario", le escribió Ramos Padilla a Bonadio.

Le permitirá "evacuar de este modo cualquier duda en relación con su trámite y su objeto, para de este modo no forzar la confidencialidad y reserva de aquella reunión".

"Le hago saber que en la presente causa el principal objeto de investigación consiste en la actuación de una organización criminal -cuyas dimensiones, vínculos, integrantes y usuarios aún se están determinando- dedicada a realizar múltiples planes delictivos en distintas jurisdicciones del país a partir del espionaje ilegal e ilegal en los ámbitos judicial, político, empresarial y periodístico", agregó el juez de Dolores.