Pablo Kuperszmit fue cronista de Animales Sueltos y denunció que durante una cobertura para el programa, en la que filmó de forma "robada" a Daniel Santoro junto a Leonardo Fariña, el extorsionador Marcelo D'Alessio lo increpó con un arma en la cintura para evitar que continúe tomando imágenes del encuentro.

En diálogo con El Destape Radio, contó que la producción del programa decidió cuidar la imagen del falso abogado y de quienes lo acompañaban, cuyas caras no salieron al aire.

Embed

El episodio ocurrió el jueves 22 de febrero del año pasado, en plena tarde, en el bar Grappa de Palermo. Allí tenía que hacer unas imágenes de una entrevista entre Santoro y Fariña porque "evidentemente" el periodista de Clarín "comunicó que iba a tener esta reunión y se decidió mandar una cámara", explicó en diálogo con Navarro 2019.

Embed

Se trató de "una entrevista informal y la producción consideró pertinente tener unas imágenes 'robadas' para contar en el piso que había tenido esta entrevista con Fariña", agregó el cronista que ya no trabaja más para Animales Sueltos.

LEER MÁS: En medio del escándalo, Santoro recibió un premio académico

"Cuando una de las personas que estaba en esa reunión descubrió que yo estaba con un camarógrafo en la puerta del bar tratando de hacer algunas imágenes, intempestivamente salió, se calzó una pistola en la cintura y fue a preguntarme quién era, qué hacía", relató Kuper.

"No recuerdo si dijo que representaba al Ministerio (Público) Fiscal o al Ministerio de Seguridad, pero dijo que no podíamos estar haciendo eso", recordó el periodista y remarcó: "Me llama la atención que una persona que no pertenece a ninguna fuerza de seguridad, a ningún organismo de inteligencia esté presente ahí con un arma y, aparentemente, custodiando a Fariña, según él manifestó".

"Le expliqué que trabajaba para Animales Sueltos y ahí se tranquilizó". El cronista tuvo que hacer que Santoro corrobore "ante D'Alessio que era parte del programa y se clarificó la situación".

Al estallar el escándalo de las coimas del fiscal Carlos Stornelli, Kuper ató cabos y reconoció que aquél hombre que lo increpó fue el propio D'Alessio pero desde la producción del programa Animales Sueltos "decidieron preservar la identidad" del extorsionador "y de las otras personas que estaban acompañando a Fariña, cuyas caras no salieron al aire. Fue una decisión que tomó la producción".

Embed