Debido al éxito de 100 Días para enamorarse, la productora Underground decidió extender un poco más la novela, pero las negociaciones salariales con los actores en un delicado momento de la economía casi obligan a finalizar la ficción.

En un momento en que la disparada del dólar y la terrible inflación del país distorsionó completamente los costos de vida, la actriz Carla Peterson exigió aumentar al doble su sueldo para continuar y Nancy Dupláa reclamó algo similar, según consignó Tele Bajo Cero.

La puja salarial puso en riesgo la posible ampliación de la novela, pero finalmente las actrices cerraron por un 40% más.

En esta nota