El Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó una inflación del 22,7% para la Argentina en 2018, redujo la previsión de crecimiento económico a tan solo el 2 por ciento y advirtió al Gobierno que deberá ejecutar más recortes del gasto público para bajar el déficit fiscal.

El organismo multilateral agregó que las reformas fiscales aprobadas en Argentina a finales de 2017 son una "una guía para la disciplina fiscal" de los gobiernos subsoberanos (provincias) que así colaborarán con la administración nacional de Mauricio Macri.

Según el Fondo, la recuperación en América Latina y el Caribe se está fortaleciendo y se prevé que el crecimiento de la región aumente del 1,3% en 2017 al 2% en 2018 y 2,8% en 2019", señaló el FMIen su Panorama Económico Mundial de abril.

Sin embargo, los números que dio no son alentadores para el Gobierno: pese a que en público sostienen una pauta inflacionaria del 15%, el FMI estimó que el IPC cerrará 2018 en 22,7%, casi 8 puntos más. Además, calculó un crecimiento moderado, por debajo del 3% del PBI que estipuló el país en un principio.

Embed

Luego, el Fondo volvió a requerir sus clásicas recetas y pidió a la Argentina "más recortes" del gasto para alcanzar los objetivos de déficit primario previstos para este año, 2019 y 2020.

Asimismo, estimó que la desocupación bajará al 8 por ciento a finales de este año y al 7,5% a fines de 2019.

El Gobierno informó recientemente que bajó el déficit fiscal primario (antes del pago de la deuda) en marzo y sobrecumplió en 0,3 puntos porcentuales la meta del primer trimestre, aunque en un escenario de fuerte crecimiento de los intereses de la deuda.

Como suele ocurrir, el FMI estima un buen futuro para luego acomodar las previsiones a la baja. Así, para 2019 asegura que el crecimiento rondará el 3,2% y la inflación bajará al 15,4%, siete puntos menos que lo que considera que cerrará este año. Un objetivo bastante ambicioso y difícil de lograr, si se tiene en cuenta que la inflación fue de 24,8% en 2017 y el Fondo cree que apenas bajará 2 puntos en un contexto de ajuste fiscal.

Embed