El Gobierno, la CGT y sectores empresarios acordaron un bono de hasta 5000 pesos en dos cuotas a pagarse en noviembre de este año y en enero del que viene, con el objetivo de paliar la caída del poder adquisitivo de los trabajadores. Sin embargo, el pacto tripartito esconde, en su letra, una pequeña trampa.

Según el texto difundido por el Ministerio de Producción y Trabajo, en el acuerdo firmado se trabó una "compensación extraordinaria no remunerativa de hasta 5000 pesos a pagarse en dos tramos". El "de hasta 5000 pesos" deja en claro el hecho de que el bono no llegará, en todos los sectores laborales, a alcanzar esa módica suma sino que será el tope máximo.

LEER MÁS: El Gobierno buscó frenar el paro de la CGT con un bono de fin de año

En el documento, el organismo de Presidencia de la Nación aseguró que el objetivo del bono es "recomponer el salario real de los trabajadores" pero "la aplicación del bono se definirá de acuerdo a la situación de cada sector". De este modo, los sectores que no tengan condiciones económicas favorables no podrán hacer frente al pago de ese bono compensatorio.

La trampa del acuerdo.jpeg
La trampa del acuerdo entre el Gobierno y la CGT.
La trampa del acuerdo entre el Gobierno y la CGT.