En estos tiempos en los que los contenidos virales sobre mascotas aparecen a todo momento, se encontró evidencia suficiente para terminar con uno de los mitos más sostenidos en la historia de la humanidad: los perros y los gatos no son enemigos naturales.

Todo lo contrario, hay pruebas suficientes de que se llevan muy bien. Es el caso de estos dos amigos que fueron filmados por su dueña en un momento de compañerismo.

El perro limpia y da besos a su amigo felino, que se recuesta sobre las patas caninas. Y cuando ya se cansan, ambos quedan inmóviles para descansar.

¡Mirá el video de esta tierna amistad!

Embed

LEÉ MÁS: VIRAL: Un ovejero carga a un pequeño gatito por las escaleras

En esta nota