Luego de firmar el decreto que pondrá a las Fuerzas Armadasen las calles, el presidente Mauricio Macri habló sobre la polémica medida en una entrevista y lanzó una frase poco feliz.

Desde la cumbre de los BRICS en Sudáfrica, el jefe de Estado dialogó con Radio Seis de Bariloche y se refirió a la tenebrosa medida que anunció a principios de semana y que causó repudio en la sociedad.

Pese a los reclamos que se escucharon en todo el país -concentrados sobre todo el la marcha que el pasado jueves realizaron efectuaron de Derechos Humanos, movimientos sociales y sindicales y partidos políticos-, el Presidente aseguró: "Lo importante es que les cayó bien a la mayoría de los argentinos que tengamos unas Fuerzas Armadas involucradas y participando activamente de los problemas de los que podemos llegar a tener que defenderno".

"No hay que seguir condenando a varias generaciones después por un drama que vivimos en el país, un hecho que quedó en el pasado. Nuestro compromiso democrático está fuera de discusión", enfatizó en una muestra cabal de cinismo.