Por Paola Gallo

Ayer 28 de octubre, fuimos antídoto y lo seguiremos siendo. Más de 100.000 personas acunadas por Silvio Rodríguez, en Avellaneda, con un propósito: la solidaridad entre los pueblos como salida a la crisis civilizatoria con su avance del fascismo en Nuestra América y el mundo.

Quisimos enfrentar la embestida del fascismo en Brasil con lo mejor de la cultura, de lo humano. Quisimos ser abrazo nuestro americano para Brasil, para Argentina, para Cuba que enfrenta también el fascismo de Trump. Ese Fascismo que ha iniciado una persecución violenta en clave judicial contra nuestros lideres y nuestras lideresas.

Somos la siembra de Chávez, de Lula, de Néstor. De aquel 2005 en Mar del Plata al grito heroico de NO AL ALCA, el momento cumbre de la unidad de nuestra América en defensa de los intereses de sus pueblos para la segunda independencia.

Somos siembra de la solidaridad internacionalista de Fidel y el Che. Esa solidaridad que supo devolver la vista al militar que asesino al Che en Bolivia de la mano de su ejército de médicos. De esa solidaridad que alfabetiza en el mundo y cura enfermedades y dolores en los lugares donde el fascismo del imperio lleva portaaviones y bases militares, donde hace la guerra infame de la que sabe vivir. La talla moral de la solidaridad cubana le duele tanto que la ha querido exterminar con su infame bloqueo que lleva ya casi 60 años. Pero sepan que no pasaran!

Creemos que Nuestra América necesita enamorarse de lo que es para así abandonar las etiquetas de disvalor que nos gobiernan la conciencia de ser colectiva, no mirarnos mas como los sucios, feo y malos que nos lleva a votar a la derecha y al fascismo, el altar del colonialismo.

A todas y todos aquellos invisibles imprescindibles como nos llamo Silvio Rodríguez, nuestro abrazo y una invitación a sumarse.

Somos siembra que florece al grito de Nuestra América que está pariendo.

Gracias Silvio Rodriguez!

HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!

VAMOS A VOLVER!

Solidaridad vs Bloqueo

* Paola Gallo es titular del Espacio de la Fraternidad Argentino Cubana para la unidad de Nuestra América (EFAC).

En esta nota