Por fuera del humor local por la inoperancia de los funcionarios argentinos con sus pares del G20, los errores de la vicepresidenta, Gabriela Michetti y el protocolo dejaron mal parado al presidente Emmanuel Macron en Francia.

Los medios del país europeo se mofaron de Macron por haber arribado solo, sin ningún funcionario que lo reciba. La primera persona que lo saludó fue un operario del aeropuerto, cuya vestimenta incluía un chaleco amarillo.

LEÉ MÁS: El tremendo papelón de Michetti que puso en jaque a la Argentina frente a Francia

En Francia, las protestas por los fuertes incrementos en los combustibles son protagonizadas por personas que visten de la misma manera, por lo que el paralelismo fue inevitable.

Embed

"Qu'un gilet jaune le salue comme en Argentine", "Un chaleco amarillo lo saluda en Argentina".

LEÉ MÁS: El detalle en un video de Macri que generó burlas en las redes sociales

Como dato de color, el movimiento francés se llama "La CGT".

Embed

En esta nota