La adición de gifs a las historias de Instagram fue una de las mejores actualizaciones de la red social en el último tiempo. Sin embargo, duró poco: esta semana llegó a su fin por un conflicto por racismo que involucra al sitio que los aloja, Giphy. Si en estos días te preguntabas: “¿por qué no puedo poner los gifs en mis historias?”, acá está la respuesta.

Todo comenzó con una búsqueda: al escribir la palabra “crime” en la lupita de Giphy tanto en Instagram como en Snapchat, aparecía un gif con el texto “nigger crime death counter” (que se traduce a “contador de muertes de negros por crímenes”) sobre unos números que giran mientras un mono gira una palanca. Ea un costado aparece un hombre blanco sonriente con un micrófono en su mano, que dice: “Sigue girándola, Bonzo, los números siguen aumentando”.

gif racista

Un usuario de Instagram lo denunció, y de esa manera ambas empresas, indignadas, decidieron terminar su convenio con Giphy de inmediato y sacar la posibilidad de usar la aplicación de manera integrada en las historias.

Según aseguraron desde Giphy, el sticker se filtró entre el contenido que podía publicarse en ellas debido a un fallo en los filtros de control de Giphy. Mientras tanto, las autoridades de Instagram aseguraron que “el contenido no tiene cabida en la plataforma” que frenaron su relación con el proveedor de gifs “mientras se investiga el problema”. Snapchat, por su parte, pidió disculpas y explicó que han “trabajado con Giphy para eliminar este contenido que ya no debería aparecer”.

Giphy, en tanto, aseguró que ha “eliminado inmediatamente el gif ofensivo” y asumió “la total responsabilidad por el error que ha sucedido”.

Todavía no sabemos si esta función que tanto nos gustaba volverá algún día. Mientras tanto, deberemos conformarnos con subir nuestras historias como en los viejos tiempos.

LEÉ MÁS: POSÓ AL LADO DEL MAR PERO UNA OLA LA TAPÓ POR COMPLETO

En esta nota