El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, se apropió de una de las obras construidas por Milagro Sala y la Tupac Amaru con una pomposa reinauguración, pro sólo habilitó una pequeña parte de la misma. La maniobra quedó al descubierto en Vía de Escape, el programa de Víctor Hugo Morales en El Destape.

En su última emisión, Morales entrevistó a Sala en la casa donde cumple prisión domiciliara pese a los reclamos de diversos organismos de Derechos Humanos sobre la inconsistencia de sus detenciones. Allí la líder social y política habló del revanchismo del gobernador, que descuidó parte de las obras de la Tupac y se apropió de otras.

Embed

Un caso emblemático es la inmensa pileta del barrio Alto Comedero, que tras la detención arbitraria de Sala quedó inhabilitada. No obstante, tras más de un año, Morales reabrió la misma con un importante acto de inauguración, que fue celebrado por los medios hegemónicos.

Lo que omitió el gobernador en aquella oportunidad es que sólo se habilitó el tramo más pequeño de los tres que componen el natatorio desarrollado por la Tupac. Vía de Escape se encargó de evidenciar la puesta en escena.