En medio de la presión oficial y mediática a Hugo Moyano, el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires aprovechó para condicionar otro gremio.

En este caso le tocó a los docentes bonaerenses que nuevamente, ya en febrero, todavía no han sidos llamados a negociar su paritaria. Cabe destacar que SUTEBA adhiere a la marcha de Camioneros de este 22 de febrero.

LEÉ MÁS: La inesperada confesión de Hugo Moyano sobre la reforma laboral

El conflicto docentes es complejo, ya que tras un inicio de 2017 con mucha tensión con la Provincia, Macri terminó derogando la paritaria nacional docente y, para colmo, el Gobierno quiere imponer un acuerdo salarial del 15% sin cláusula gatillo.

Según el diario Clarín, desde la gobernación de María Eugenia Vidal advirtieron que "ellos (SUTEBA) se suman a la marcha del 22, parece difícil un diálogo en esos términos".

Además, este lunes una docente interceptó a Vidal durante una caminata y le planteó la problemática salarial del gremio y la necesidad de que llame paritarias. La gobernadora les respondió provocativa: "Y que los chicos aprendan", antes de retirarse con un panfleto.

LEÉ MÁS: El desplante de María Eugenia Vidal ante el reclamo de una docente

En esta nota