Este martes el presidente Mauricio Macri recibió en la Casa Rosada a mujeres que integran las Fuerzas Armadas. Entre otras cosas, hablaron sobre su trabajo y qué las motivó a seguir una carrera militar, pero el mandatario hizo un comentario inoportuno.

"En el tiempo en que no están en servicio, ¿se sueltan el pelo, o siguen con el pelo atado?", les consultó Macri. Ante la pregunta, de claros tintes machistas, las militares simplemente se rieron y la charla continuó.

Embed

Al cerrar la charla, el Presidente expresó: "Qué alegría que me digan que se sienten cómodas en sus trabajos y que las Fuerzas Armadas han estado a la altura de los desafíos de género del siglo XXI". A pesar de esto, puede notarse que en algo sigue estando atrasado: si hubiera estado en una reunión con militares varones, nunca les hubiera hecho una pregunta sobre su estética personal en medio de una charla sobre trabajo.

Embed

En esta nota