La policía de la Ciudad disparó a corta distancia contra una persona en medio de la manifestación en la embajada de Venezuela en Buenos Aires. La protesta y posterior represión por parte de las fuerzas de seguridad se dio en medio de una jornada marcada por el intento de golpe de Estado en el país caribeño.

El vicejefe de Gobierno porteño a cargo del área de Seguridad, Diego Santilli, afirmó que la policía "tiene que hacer cesar hechos de violencia y restablecer el orden". En declaraciones a TN, el funcionario aseguró que todos los operativos policiales son registrados y que se realizarán sumarios "si hubo algún exceso".

Desde la cartera que encabeza Santilli indicaron que "de existir un mal accionar policial" la Oficina de Transparencia "analizará las actuaciones" y "de ser necesario separará" a los efectivos involucrados.

Fuentes del Gobierno porteño detallaron a El Destape que "en todas las manifestaciones se hace un oficio para analizar la previa, el durante y el después de cada una para ver el accionar de la Policía, su equipamiento y si hay alguna duda, la Oficina de Transparencia analiza el caso puntual. En el caso de merecer una sanción o su expulsión, se hace". Ésto ocurrirá en el caso de hoy.

El hecho sucedió en la sede diplomática venezolana situada en Palermo, en la calle Luis María Campos.

Embed

Hoy en la embajada había una marcha venezolanos antichavistas con intenciones de tomar la sede. Luego llegó un grupo de militantes de izquierda argentino para impedirlo.

El disparo en la oreja a este hombre fue con un escopetazo con marcadores, que terminó hiriéndolo con mucha pérdida de sangre. Desde el Gobierno porteño confirmaron que "el manifestante herido fue trasladado por el SAME, está fuera de peligro.