La CTEP y otras organizaciones populares marcharon desde Puente Pueyrredón hasta el Obelisco el miércoles y como es una postal habitual en cada movilización, un gran cordón de seguridad los esperaba para impedir el paso de la marcha; pero un hecho imprevisto descolocó a los efectivos de Infantería cuando uno de los oficiales fue atropellado por un auto que circulaba por el tramo que habían liberado.

Sin dudarlo, los manifestantes lo asistieron y llamaron a la ambulancia de la Central de Emergencia Villera para que lo atendiera. Para ellos no importó si tenía un uniforme o una remera de una organización social, en ese instante primó la solidaridad para con el otro.

El efectivo fue trasladado al Hospital Argerich y luego derivado al Churruca por la ambulancia de la Central que es la misma que recorre las villas porque las ambulancias del Estado deciden ingresar con diversos pretextos.

Fuentes del Hospital Médico Policial Churruca confirmaron a El Destape que el efectivo ingresó al mediodía del miércoles y ya fue dado de alta.

Embed

Los médicos de la unidad de atención acordaron con el jefe del operativo que a la bajada del puente Pueyrredón estaría una ambulancia del SAME para trasladar al efectivo, pero eso no ocurrió y se dirigieron inmediatamente al centro de salud.

“Cuando llegamos a la marcha teníamos el puente cortado por la Infantería de Prefectura y de la Policía Federal. Acordamos para que nos dejen pasar, dejar libre un carril y ellos nos iban a acordonar para vigilar toda la movilización. En ese momento, pasó un auto y se lo llevó por delante al policía. Nosotros estábamos con dos ambulancias para asistir a los compañeros", relató la coordinadora de la Central de Emergencias Villeras de la Corriente Villera Independiente, Marina Joski, a El Destape.

Y agregó: “Nosotros estábamos atendiendo otros traslados, nos llamaron y dimos la vuelta para ingresar a la mitad de la movilización. Lo cargamos en una tabla cervical, no le pudimos poner un cuello. Esperamos por varios minutos al SAME pero como no vino, fuimos directamente al hospital”.

Embed

La situación requería actuar con rapidez y no había momento para la duda: “Fue como fuerte todo lo que pasó porque estaban listos para reprimirnos pero es una muestra de debilitad suya, nosotros recordamos a nuestro compañero que fue apaleado y arrollado por esa misma Policía que atendimos humanamente”.

La ambulancia que asistió al oficial es una "una herramienta" de la organización villera "en virtud de la falta de urbanización en los barrios". En la actualidad, cuentan con cinco unidades de traslado que recorren cada villa.

Al respecto, la coordinadora de la Central puntualizó que “los traslados también se realizan en instituciones del Estado como escuelas, Sedronar y hasta en iglesias” y advirtió que “fue una gran lucha” que los hospitales aceptaran a las ambulancias de la organización villera.

LEÉ MÁS: Movimiento Evita y Libres del Sur se unen en un frente opositor contra Macri

“Para nosotros la construcción de la herramienta de salud es de carácter público y gratuita, no es solo para nuestros compañeros sino que es para toda la comunidad y lo que pasó con el oficial es una muestra de nuestro compromiso para salvar vidas”, sentenció Joysky.

A pesar del gesto de la organización, cuando la marcha estaba por llegar al Obelisco volvieron a tener "un encuentro con la Policía que impedía el paso de la movilización". Los responsables del operativo de seguridad, no le agradecieron a los médicos de la Central de Emergencias Villeras.

En esta nota