En el marco de los cambios llevados a cabo dentro de la estructura de gobierno de Cambiemos, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, volvió a verse afectado por una decisión oficial.

Según publicó Ignacio Ortelli en Clarín, por consejo de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, el presidente Mauricio Macri definió que todos los ministros serán voceros, así como los legisladores de peso.

“Ahora quedan ministros con más volumen. Ya no tienen a Lopetegui y Quintana, van a tener más poder; pero también más responsabilidades. Una de ellas será explicar lo que estamos haciendo y el rumbo del Gobierno”, revelaron fuentes oficiales a Clarín.

Hasta el momento, toda la comunicación oficial se canalizaba en torno a la figura de Marcos Peña, secundado por el ministro de Interior, Rogelio Frigerio. Cada ministro se dedicaba a anunciar novedades de su propia cartera.

“Marcos va a bajar el perfil. Es un momento en el que el Gobierno tiene muchos desafíos y es importante que se pueda dedicar de lleno a la gestión” agregaron al diario.

Tras la decisión oficial, los ministros de interior, Rogelio Frigerio, de Desarrollo Social y Salud, Carolina Stanley, de Seguridad, Patricia Bullrich, y de Transporte, Guillermo Dietrich oficiando de voceros.

Embed