El Grupo La Nación está en crisis y la nueva apuesta, el canal LN+, se viene abajo en picada con su rating.

El canal lanzado hace un año en pleno macrismo como una fuerte apuesta de los Mitre logró entrar a la grilla de canales de noticias.

Pero el resultado no sólo no es el esperado sino que además preocupa fuertemente a las autoridades del Grupo.

A la caída permanente de diarios vendidos, el estancamiento de las suscripciones a pesar de los descuentos de la tarjeta Club La Nación y el poco peso de su web de noticias, se suma los problemas del canal.

La señal digital de cable tiene un pésimo rendimiento. Con ratings promedio de 0,03 (para comparar: TN tiene 2,22; C5N 2,02; A24 1,12, Crónica 0,70), LN+ se ubica por debajo inclusive de la CNN, que está en lugares de la grilla digital lejos de los canales argentinos y que suele tener 0,05.

Inclusive, en muchos tramos de la programación el 0,00 se impone como una realidad durísima que no parece encontrar un camino de mejora.

"El fastidio de la familia Saguier, propietaria del diario, con la situación es enorme. Lo sufren todos los días Daniela González, directora de Contenidos y Programación, y José Del Río, secretario general de redacción del diario y con un par de programas en la señal", reveló una fuente a El Destape.

“Ya no sabemos qué decirles a los auspiciantes”, dijo a los gritos Julio César Saguier, presidente del Directorio y hombre muy allegado al presidente Mauricio Macri, en la última y enésima reunión por el estado de la señal, contaron a este portal.

Hoy el futuro de LN+ es incierto. El 2017 ya había sido muy malo para LN, tanto por el bajo rating de la señal como los números económicos en rojo.

Según los dueños, el canal sigue. Pero, a poco más de un año de su lanzamiento (7/11/2016), la familia Saguier no sabe qué hacer con La Nación+ y no quiere seguir poniendo plata.

Y además generó una fuerte disputa con periodistas del diario, ya que los dueños le exigieron que se sumaran sí o sí a la grilla. Así, completó el staff con los jefes y algunos redactores del diario de papel y de la web.

En esta nota