La ex presidenta Cristina Kirchner publicó un extenso mensaje para recordar al ex canciller de su gobierno, Héctor Timerman, quien murió este domingo a los 65 años, tras luchas contra el cáncer.

"Al bajar para desayunar miro mi teléfono: dos mensajes. En uno, Graciana Peñafort me avisa que en la madrugada falleció Héctor Timerman", inició su carta la ex mandataria, redactada en su casa de El Calafate. "En el otro, Alicia Castro en un twitt, muy preciso, lo despide en la red: “Héctor Timerman será recordado como el canciller que defendió la soberanía y la unidad regional. Cuando la Argentina era un ejemplo de dignidad en el mundo.”, agregó Cristina.

Embed

"Héctor se enfermó por el dolor y el sufrimiento que le provocó el irracional e injusto ataque que ambos sufrimos con motivo de la firma del memorando de entendimiento con Irán", disparó la ex mandataria quien respaldó las gestiones de Héctor Timerman para esclarecer el atentado contra la AMIA. La ex presidenta lo calificó como "un judío hecho y derecho, creyente y practicante". Y agregó: "Además de judío era por sobre toda las cosas argentino y peronista".

Cristina Kirchner dijo que nunca vio "sufrir tanto a nadie por los ataques, las calumnias y las injurias que le propinaban" en relación a la persecución política y judicial contra el ex canciller por parte del gobierno de Mauricio Macri.

"Pero hoy no sería justo, ni histórico, que esa fuera su última imagen. Lo recuerdo como el verdadero artífice, junto a Axel Kicillof, de la resolución de la ONU sobre la restructuración de deuda soberana, en el marco de nuestra defensa de los intereses nacionales contra la depredación de los fondos buitres. Héctor había asumido esa tarea con la pasión de siempre y una dedicación inclaudicable", sostuvo la ex mandataria.

"En tiempos de la vuelta al FMI, endeudamientos seriales y de diplomáticos que “reconocen” a los ingleses como autoridades en Malvinas, la figura de Héctor Timerman, no tengo ninguna duda, será recordada y reconocida por la historia por su dignidad y su incansable lucha por la defensa de los intereses nacionales. Querido Héctor: judío, peronista y por sobre toda las cosas argentino, gracias y hasta siempre.