La causa que investiga la muerte de Natacha Jaitt tuvo su primer detenido: Jesús Velaztiqui Duarte, el productor que acompañó a la actriz al salón de eventos donde fue encontrada sin vida. La Justciia encontró contradicciones en sus declaraciones.

Está acusado por falso testimonio al no coincidir sus dichos del tras el trágico episodio y lo que dijo en sede judicial ayer, tras declarar como testigo nuevamente.

Según explicó el procurador General de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand, las filmaciones del lugar mostraron al sospechoso en lugares donde había dicho que no estuvo. "Titubeó y dio una explicación incongruente con lo que muestran las cámaras, no supo responder. En la declaración del día de hoy no supo dar respuesta a algunas actitudes que surgen de los videos que se han extraído de las cámaras de seguridad del lugar", señaló.

Otra contradicción tiene que ver con el celular de Jaitt. En una filmación se lo ve retirar el teléfono del lugar y lo puso bajo el asiento trasero de su camioneta Fiat Adventure. Inicialmente había declarado que no sabía dónde estaba, pero luego cambió su relato en su segunda declaración, afirmó que lo tomó para resguardarlo.

Su segunda contradicción apunta a la posición del cuerpo de Jaitt y cómo la vio, algo que no se condice con las fotografías forenses posteriores. Primero aseguró que el cuerpo estaba boca arriba, luego boca abajo. También se observa cómo agarró una prenda de la habitación, con la que teóricamente habría envuelto el celular de Jaitt.

Al ser indagado, dijo que es amigo de la actriz “desde hace muchos años”, aunque recientemente retomaron su amistad. “Nos reencontramos hace unos días, el 31 de enero creo, y ahí surgió la idea de hacer proyectos en común, de hacer eventos juntos", comentó. Señaló

“Durante la noche yo no vi que se consumiera estupefacientes, la verdad es que no sé si tomaron y yo no lo vi, ya que yo desde la cena estuve todo el tiempo afuera y no sé lo que hacían los demás cuando reingresaban al salón. Si yo hubiera visto que ellos estaban consumiendo me hubiera ido porque yo no consumo, fui solo por trabajo”, aseguró el socio de Jaitt.

Y mencionó: "Luego de que Natacha se fue con Gonzalo (Rigoni, dueño del salón Xanadú, en Tigre), supuse que iban a hacer un recorrido del lugar y esa fue la última vez que la vi”. Pasaron 20 minutos y Gonzalo bajó para decirle que su amiga "se quedó dormida".

Tras constatar que no respondía, describió que Jaitt estaba "acostada en la cama boca arriba,desnuda, con su ropa (un short de jean, un corset, una remera y unas botitas) en el piso y la cortina de pelo apoyada sobre la mesita de luz”.

Velaztiqui Duarte aseguró que no vio en el cuerpo de ella golpes ni marcas, y pidió que llamen a una ambulancia. "Yo entré en crisis, no lo podía creer, ahora lo cuento y lloro porque me angustia mucho", confesó.