Finalmente, después de un extenso debate por saber si la momia a la que llamaron "María" era humana tuvo su final. O un final abierto.

Y es que los investigadores confirmaron que tenía los 23 pares de cromosomas y es un ser humano. Sin embargo, el dato no terminó de despejar todas las dudas debido a que en las observaciones destacaron que su estructura anatómica no coincide con la de un ser humano.

En la descripción se detalla que su cráneo es alargado en la parte posterior de la cabeza, tiene tres largos dedos, y la estructura de sus costillas son muy diferentes a la de las personas.

'María' fue hallada en junio del 2017 y por su extraña apariencia algunos aventuraban con la posibilidad de que no fuera humana. Habrá que esperar a las nuevas conclusiones de los investigadores.

LEÉ MÁS: Mirá lo que apareció dentro de una lata de Coca-Cola

En esta nota