El titular del Sistema Federal de Ingresos Públicas dijo que se gastó menos en los derechos por la transmisión de Rusia 2018, sin embargo, esa premisa esconde una doble falacia.

Matías Canillán reveló para El Destape que no sólo se pagó menos porque se adquirieron la mitad de los partidos, si no que en verdad se terminó abonando más plata que para Brasil 2014.

Embed

Según un documento publicado en Página 12 se pagarán, como mínimo 8 millones de dólares por la mitad de los partidos del Mundial, pero el monto final tiene otra variable que es muy perjudicial para las cuentas del Estado: Toda el valor de la publicidad de la transmisión será para Torneos y Competencias, la oscura empresa con la que la Lombardi negoció los derechos.

Asimismo, la producción integral también se pagará como un extra, estimado en 2 millones de dólares.

En esta nota