A pesar de las constantes campañas de concientización sobre bullying, muchas veces los adultos que deberían dar el ejemplo a sus hijos son los primeros en caer en comentarios discriminatorios que pueden provocar mucho dolor. Esta vez, la mamá de un nene con autismo tuvo que soportar esta situación por parte de la familia de una de sus compañeritas del colegio.

“Me cuenta mi hija que tu hijo es discapacitado. Que no sabe hablar y tampoco hace nada es la escuela. Y que tiene algo en las piernas”, comenzó el intolerante mensaje que le envió a Gina Vicentela una madre de la escuela Provincia de Neuquén, en San Martín, donde asiste su hijo Mariano, de 6 años.

“¿Por qué no lo mandas a otro lado? ¿Escuela especial o algo así? Porque acá lo único que hace es atrasar a los niños sanos. Además no me gusta mucho la idea de que esté en contacto con mi hija…”, continuó el intercambio, con la particular “sugerencia”.

Embed

Mariano va a esa escuela desde los 4 años y “es un niño muy tímido y dulce” a quien “sus docentes y compañeros lo quieren mucho”, aseguró la mamá a Diario de Cuyo. El nene nació con autismo verbal y una discapacidad cognitivo motora del 85%, lo que en muchas ocasiones es motivo de discriminación, no sólo por parte de los chicos sino también de sus padres.

“Sé que desde el principio había y hay padres y madres que no están de acuerdo con el tema de la inclusión. A pesar de eso, no pienso cambiarlo de escuela por temas de distancia y también porque le costaría mucho cambiar la rutina, eso es algo muy fuerte en el caso de él”, sostuvo Vicentela en diálogo con ese medio.